Cara y cruz

Tengo 19 años y después de haberme pasado la vida dando saltos por el mundo ahora vivo en Madrid con mi hermano en la que ha sido nuestra casa siempre que hemos pasado por aquí. Mis padres y mi hermana pequeña están lejos…muy lejos. No voy a decir que nos les eche de menos, pero confieso que esta libertad deliciosa, ese caos semi controlado que reina en el piso, esa independencia que tenemos ahora, ¡no tiene precio!

Claro, que hemos tenido que ponernos las pilas en muchas cosas y asumir ciertas responsabilidades.  La primera compra por ejemplo, nos salió genial, o eso nos parecía hasta que nos dimos cuenta, tarde, de que solo habíamos comprado galletas, bollos, kikos y coca colas. Gestionar el presupuesto nos resulta dificilísimo y no digamos los imprevistos. Eso de esperar a que venga el de la lavadora es una verdadera pesadez. Pero con eso de que no hay padres, nuestra casa se ha convertido en punto de reunión y pasamos aquí ratos la mar de divertidos con todos nuestros amigos. Somos libres de salir y entrar, de levantarnos a las tantas, de hacer fiestas…Pero esto no es tan fácil como yo creía.

Ahora llegan las vacaciones y mamá vendrá a llenarnos la despensa. A cambio tendremos que dejarle el sitio en el sofá y el control del mando a distancia, ir a ver a los abuelos al menos un par de veces por semana y hacer el paripé de hijos ejemplares.  Un esfuerzo, no cabe duda, pero…¿ y la sensación de no tener responsabilidades más allá de los estudios? ¿Y esa tranquilidad al saber que alguien te espera en casa y que te la encontrarás ordenada y limpia y hasta con flores en la mesa? ¿Y esos lujos repentinos de salir a cenar a un buen restaurante e incluso poder pedir dos refrescos a lo largo de la cena?

Releo lo escrito y llego a la conclusión de que tenemos equivocado el concepto de “libertad”. ¿O no se es más libre cuando no se tienen responsabilidades?

blog libertad

Anuncios

Acerca de sindemorablog

Si estás residiendo temporalmente fuera de tu lugar de origen te divertirá leer estos artículos y en muchos te verás reflejado. Hemos pasado por esa experiencia y hemos creado este blog para contarla. Asómate a nuestra web www.sindemora.com donde encontrarás servicios de muchísima utilidad mientras estás fuera.
Esta entrada fue publicada en Pensamientos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s