Un “cole” a tu medida.

A la hora de decidir si te lanzas o no a la aventura es determinante conocer bien  una serie de cosas sobre tu posible nuevo destino, y una de ellas, si tienes hijos, será el tema COLEGIO.

¿Cuál elegir? Uno local, uno internacional y dentro de éstos, el británico, el francés, el americano, el alemán… ¡Pero si vienen ahora de uno suizo! ¡Menudo lío! ¡Se van a volver tarumbas! Tanto cambio no puede ser bueno…

Es importante ya desde que empiezan su vida escolar, tener una idea del tipo de educación que se les quiere dar; pero también es necesario estar abierto a otras opciones  porque no es imposible que os encontréis con que hay que dar un giro inesperado a mitad de camino. Esto suele dar mucho vértigo y no es para menos. Unos niños que cambian tanto de país y de amigos deberían al menos tener una continuidad en el sistema escolar. Esa era mi idea cuando empecé en esto como madre tras haber sido expatriada durante toda mi infancia, y lo sigue siendo, pero he aprendido que si las circunstancias impiden seguir el camino trazado TAMPOCO PASA NADA.

Tengo tres niños (los dos mayores ya con barba) y elegimos desde el principio el colegio francés. Yo había seguido ese sistema y me había ido bien. Los franceses están siempre muy bien organizados y mal que bien, en todas partes hay posibilidad de encontrar un colegio… O eso creía yo.

Empezaron en Holanda, siguieron en El Salvador, de ahí pasaron a Tailandia y con 8 y 6 años llegaron al Liceo en Madrid. Dos años mas tarde tocó Ginebra y…¡oh sorpresa!, allí fue imposible obtener plaza debido a la prioridad que dan siempre a los niños franceses que allí, abundaban. Así que al suizo de enfrente, y de allí a Madrid a uno español, luego en uno canadiense en Trinidad y Tobago para terminar en español otra vez. Y aunque parezca imposible la experiencia salió perfecta, ningún problema mas que los administrativos para convalidaciones y legalizaciones que siguen estando mal resueltos. También el tema de la selectividad que aunque sea para extranjeros hay que prepararse por libre y sin apoyo, pero en cuanto a la etapa escolar, nada que temer si al final no salen los planes previstos.

Pasamos muchas angustias cuando las cosas no salían como habíamos previsto pero los niños son  sorprendentes y se adaptan con tanta facilidad que son capaces de aprovechar todas esas experiencias mucho mejor de lo que nos imaginamos. Así que ya sabéis. NO PASA NADA.

 

Anuncios

Acerca de sindemorablog

Si estás residiendo temporalmente fuera de tu lugar de origen te divertirá leer estos artículos y en muchos te verás reflejado. Hemos pasado por esa experiencia y hemos creado este blog para contarla. Asómate a nuestra web www.sindemora.com donde encontrarás servicios de muchísima utilidad mientras estás fuera.
Esta entrada fue publicada en Cuestiones prácticas y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s